¿Por qué es difícil aprender inglés?

Si estás comenzando a estudiar inglés pero sientes que aprender este idioma es más difícil de lo que creías, no eres el único. Cientos de personas hispanoparlantes tienen dificultades al estudiar inglés; sin embargo, conociendo cuáles son los mayores desafíos al estudiar esta lengua y la manera de superarlos seguro conseguirás leer, escribir y hablar inglés fluidamente en un tiempo razonable.

Principales obstáculos para estudiar inglés.

– Diferencias en la fonología y la gramática. Una de los obstáculos más importantes que encuentran las personas que hablan español y comienzan a estudiar inglés son las notorias diferencias en la fonología y la gramática de ambos idiomas. Al principio, los patrones de la lengua materna intentarán imponerse sobre el nuevo idioma, y es así como aparecen patrones gramaticales y léxicos incorrectos, o pronunciación equivocada.

– Generalizaciones. Es frecuente que las personas que están estudiando inglés realicen algunas generalizaciones basadas en la evidencia, lo cual a veces lleva a cometer algunos errores. Por ejemplo, en la oración “She invited everybody to come, prepared the cake and eated it all”, los dos primeros verbos son regulares y en tiempo pasado terminan en “-ed”; es frecuente que quien estudia inglés haga una generalización y escriba “eated” en el último verbo, lo cual es un error, pues el verbo “eat” es irregular, y en tiempo pasado sería “ate”, no “eated”.

– Deletreo de palabras. En inglés, las palabras se escriben de una manera y se pronuncian de otra, algo que no sucede con el español. Por eso es frecuente que quienes estudian inglés tengan problemas para escribir y deletrear correctamente ciertas palabras.

Qué puedes hacer para estudiar inglés y obtener mejores resultados.

Hay personas que aprenden nuevos idiomas con mayor facilidad que otras, pero ¿por qué sucede esto? Aparentemente, hay diversos factores que pueden tener una gran influencia sobre la facilidad o las dificultades que tiene una persona al estudiar inglés. Algunos de estos factores son los siguientes:
– Personalidad. Las personas que son extrovertidas aprenden inglés más rápidamente y obtienen mejores resultados que los introvertidos. Los alumnos extrovertidos habitualmente tienen menos inhibiciones al momento de hablar y practicar inglés, y lo contrario sucede con los alumnos tímidos.

– Actitud. Mantener una actitud positiva respecto del aprendizaje del inglés y la cultura que rodea este idioma es un factor importante que influye sobre los resultados obtenidos al estudiar esta lengua.

– Motivación. Quienes deciden estudiar inglés por un motivo en concreto, que puede ser el acceso a mejores oportunidades laborales, viajar, o simplemente superación personal, generalmente aprenden con mayor facilidad.

– Destrezas individuales. Si bien cualquier persona puede estudiar y aprender inglés, es cierto que no todos lo aprenden a la misma velocidad. Hay personas con aptitudes naturales que les ayudan a aprender inglés más fácilmente.

Si bien es difícil que puedas cambiar tu personalidad o tus destrezas individuales, puedes buscar buenas motivaciones para estudiar inglés y mantener una actitud positiva para aprender más rápidamente. Aprovecha tus aptitudes de la mejor manera posible y estudia con constancia, así seguro lograrás aprender inglés en poco tiempo.